lunes, 1 de octubre de 2007

El concurso de cuentos

Estas son las cosas que yo a veces no entiendo como pasan. Un rato estoy sentado frente a la PC tratando de pensar en que otra cosa buscar en Wikipedia y en cuestión de minutos estoy envuelto en una acalorada discusión y no me puedo desenvolver.

Y es que son estas el tipo de situaciones que convierten mi vida en una historia que parece inventada, a veces me siento un post en un blog, por raro que les parezca eso.

En fin, para variar el Dr. Filkenstein discutía con Arquímides respecto a un artículo del periódico acerca de un concurso de cuentos, el periódico era de 1988 pero ambos estaban seguros de superarse el uno al otro. No vale la pena exponer sus argumentos porque nos llevaría mucho tiempo, basta decir que no se pusieron de acuerdo y yo terminé envuelto en el concurso también al sugerir que yo podría ser juez al ser, definitivamente, mucho mejor escritor que ambos. Luego apareció mi esposa, tan atenta como siempre, con 4 sanduches y 4 batidos que procedió a comerse mientras se reía de nuestra discusión.

Según ella, como parte importante de su profesión es la escritura, en su infinita sabiduría podría hacer de juez en un pequeño concurso improvisado. Todo parecía estar listo, hasta que el Dr. Filkenstein la rayó por haber escrito "Breatney Spears" sobre un cd que alguna vez ella grabó para los ejercicios matutinos del Dr. Por supuesto ella se picó y también entró al concurso.

Si seguíamos buscando jueces entre nuestros amigos íbamos a terminar con muchos concursantes así que se me ocurrió una brillante idea, hacer todo un poco más interactivo por acá. Se me ocurrió que podrían ayudarnos a decidir quien gana, así nos sentimos un poquito más cerca, aunque estemos lejos, como comercial de llamada a larga distancia. Ustedes pueden ayudarnos a decidir quien es el mejor y quien se lleva el premio. Personalmente creo que soy yo, porque a lo largo de mi vida he notado que soy una persona honesta y capaz, claramente soy la mejor elección, pero bueno eso ya depende de ustedes y de su voto, a mi no me gusta el proselitismo porque es como feo. Vote por mí.

Y bueno a continuación van los cuentos, quedamos en que serían muy cortos para simplificar las cosas, por lo que todos son de un párrafo. Espero que sepan escoger con justicia y equidad, sino saben escojan con el mouse que también se puede.


Mi cuento:

Mirabella renegó de su nombre por el resto de su vida, no era posible que en pleno siglo 21, una chica de esplendorosos ánimos y sobresaliente motivos, se exprese por el mundo con una primera impresión ortográfica que remita a una sensación de vacas y tribilín. Existía una lucha constante de poderes en el hogar de Mirabella, primero con su madre, portaestandarte de la imposición cronológica y luego con su padre campeón de las causas perdidas como la obediencia después de los 18 y el pan con pasas. Mirabela Montes comprometida con el medio ambiente, no veía la hora de casarse con él y vivir en los bosques como la soberana de la naturaleza, tenía un plan que cualquiera llamaría "excelente" si hubiera deseos de llamar a un plan, quien sabe para que. Para una fiesta tal vez.


El de mi esposa:

¿Sería el oleaje tan intenso sin su mano? ¿Podría absorber de igual forma la alegría del oxígeno si en ese instante no estuviesen el uno junto al otro en la inmensidad blanca de una playa imaginaria? Era obvio para ella que aquel loco que se unió a sus sueños era ahora algo más grande que su propia naturaleza. Él se cubrió del sol con su antebrazo y preguntó, -¿en qué piensas?- ella le dio detalles de sus ideas. Él sonrió pacíficamente, guardó silencio por tres minutos y luego una frase saltó de sus labios: - A mi también me gustas mucho.


El del Dr. Fikenstein:

Una luz, una energía misteriosa, un dolor púrpura que pega en el ojo del horizonte. Una definición que es difícil de alcanzar para un hombre de ciencia como yo. A lo largo de 15 años, mi alma se ha sensibilizado al temblor desestabilizador cuyo eco golpea las almas de todos. Yo lo siento y se lo que dice, pero ¿como lograr que otros se sensibilicen?. Es un mensaje que se pierde en el negro espacio, con su infinita carencia se alimenta de los haces de luz y asimila los sonidos, las vibraciones del corazón primal y todos menos yo, han de perderse su majestuosidad y brillo.


El de Arquímides:

La filosofía cósmica y el beuvelleue cenital: un estudio.

Es conocido por la comunidad confundo-misteriosa, que los lados alternados del hombre común, en constante roce actitudinal, mencionan en sus estudios la profunda matriz estudiantil olvidada hace centurias por gigantes del ritmo, nombre aplicado a la tribu de aborígenes que, en un festín de conciencias, materializaron los miedos del desgarbado hombre de la cueva y para horror de los presentes, los presentaron.


Aquí está su junta receptora del voto, su papeleta y su biombo, todo simplificado gracias a la maravilla del internet.


Gracias por participar en el proceso electoral. El lunes siguiente se cierran las votaciones, mientras tanto esta será una semana tensa en casa.

2 comentarios:

m. dijo...

No alcancé a votar por Arquímedes...

Long John Silver dijo...

Hubiera servido, yo no quería ganar.

Dice Arquímides, que es Arquímides, no Arquímedes, ese es el otro.