martes, 23 de septiembre de 2008

Lo que tenemos

Bueno, ya pasamos lo peor, las explicaciones, los lamentos, los resentimientos ya todo quedó atrás ¿verdad?

¿Verdad?

¡Eso! Actitud positiva, así me gusta, y de parte de ambos. Tuya por decir que si y mía por asumir que dijiste que si.

En fin, ahora que todo está bien y podemos relajarnos es tiempo de que sepas los cambios que se han generado en mi hogar. Ha habido tantos cambios que para no hacer esto largo haré una lista de los tipos de cambio, así bien general y los cambios per-se los tienes que imaginar. Tenemos cambios genéticos, urbanos, ínfimos, personales, de orden político, sinceros, azules, históricos, ambivalentes, idóneos, libérrimos y por supuesto, de a dólar.

El Dr. Filkenstein insiste en que incluya “salados” en la lista, pero no creo que el llegar segundo en una carrera de dos personas sea salado, es más bien genético, pero él no está de acuerdo.

Tenemos un perro, se llama tallarín saltado. Le pusimos así porque nos daba la impresión de que terminaría en un chifa si no lo salvábamos.

Tenemos también, un sueño, el de lograr la paz mundial, pero de la manera difícil. Aprendiendo todos los idiomas y dialogando con todos los lideres mundiales y prácticamente con todos los seres humanos y lograr que todos, honestamente y de corazón, se comprometan a no ensuciar las acciones, las palabras y la existencia en general con violencia o agresión del cualquier tipo, anteponiendo a todos los ideales existentes la paz y la armonía.

Si va a ser un sueño, que sea bueno.

Tenemos un circo, uno de pulgas, o sea, van las pulgas a verlo pero actúan perros, y las pulgas se suben libremente y chupan la sangre y luego se descontrolan y no quieren pagar la cuenta. Más bien no es como un circo sino como un bar, yo no quería comprarlo pero mi esposa insistió porque estaba en descuento y nunca sabremos cuando nos haría falta un bar de pulgas disfrazado de circo de pulgas. Las mujeres y los descuentos. Tallarín saltado se rehúsa a acercarse al circo/bar, no por las pulgas sino por los perros, les tiene miedo.

Tenemos algo más de tiempo también, para experimentar lo que comúnmente se conoce como pérdida de tiempo. Veamos.

.

.

.

.

Sobrevalorado.

¿Qué más tenemos? Un frase sin terminar, un addendum por insertar, una crema tópica para aplicar, un impermeable sin impermeabilidad y un

Ah, me quedé sin frase sin terminar.

3 comentarios:

|_Bonny_| dijo...

Siempre quise ser traductora en la O.N.U.

Nairobi dijo...

"dialogando con todos los lideres mundiales"
-y la plata?

Azael dijo...

que gusto que tienes sueños asi de grandes y buenos, a final a mi no se me estan acabando, pero se me estan llenando de pendejadas feas.

me rehuso a ser asimilado por la matrix, please help